Marx. Socialista revolucionario

Este folleto señala los hilos clave del pensamiento de Marx y los expone al lado de una descripción de cómo Marx se desarrolló políticamente. Empezando de los tempranos días estudiantiles de Marx, considera cómo los pensadores radicales de la época empezaban a ver que la sociedad y la vida se basaban en la realidad material, para luego trazar el desarrollo de Marx por la ruta del materialismo histórico. Nunca da la impresión de que Marx fuese meramente un filósofo. Citando las palabras famosas de Marx —“los filósofos sólo interpretaron el mundo; de lo que se trata es de transformarlo”— nos revela un Marx inmerso en las actividades combativas de la época, ayudando a crear la Primera Internacional y participando en sus reuniones. Muchos de los escritos de Marx surgieron de estas actividades: el Manifiesto Comunista es el mejor ejemplo. Pero también nos muestra cómo la experiencia de la Comuna de París ayudó a Marx a desarrollar sus teorías del Estado y de la organización política.

MIKE GONZÁLEZ (2005)

(más…)

Rusia 1917. El Partido bolchevique

La historia del Partido bolchevique es clave para la comprensión de los desafíos que tienen por delante los socialistas revolucionarios contemporáneos. Su nacimiento no fue fruto del azar. Su victoria o su derrota en 1917, su completo y fecundo desarrollo o su posterior decadencia, estaban en ambos casos hondamente arraigados en las realidades de su época. El partido de Lenin murió bajo Stalin y tras la muerte de éste, no ha resucitado. Este estudio considera los hechos en todo su espesor, sus contradicciones, sus luces y sombras, sus hechos verdaderos y sus hechos inciertos, la vida y la muerte de hombres y cosas, y no una historia de buenos y malos. Nadie debe esperar encontrar aquí ese cliché que presenta a los bolcheviques como un ejército de arcángeles infalibles y totalmente lúcidos, que todo lo habían previsto y que eran capaces de realizarlo todo.

PIERRE BROUE (1962)

(más…)

Partido y clase

Pocas polémicas han despertado tanto encono entre marxistas como el debate acerca de la relación entre el partido y la clase. Éste ha provocado más conflictos que cualquier otra cuestión y una generación tras otra se ha tildado de “burócrata”, “sustitucionista”, “elitista”, en el curso de la discusión. Sin embargo, los principios fundamentales del debate han quedado muchas veces sin aclarar pese a la importancia de los problemas que de allí surgen. Cuando se dividieron los bolcheviques y los mencheviques en 1903 a raíz de la discu­sión sobre el carácter y la organización del partido, muchos de los que en 1917 se opusieron a Lenin (Plejanov, entre ellos) votaron con él. Y en el campo opuesto se encontraban revolucionarios de la estatura de Trotsky y Rosa Luxemburgo. Y no era un caso aislado. Ha sido un rasgo permanente en toda discusión entre revoluciona­rios.

CHRIS HARMAN (1969)

(más…)

Una sociedad socialista

En las luchas cotidianas la gente se plantea la cuestión de si es posible cambiar esta sociedad por una diferente, o solo puede resistirse lo peor del capitalismo pero estamos condenados a vivir en él. Desafortunadamente el concepto de socialismo que domina, refleja las experiencias históricas que adoptaron tal denominación, aunque nada tuvieran que ver con su original significado: por un lado el “comunismo” de la Unión Soviética y Europa Oriental, y por otro el “socialismo” de los partidos y gobiernos socialdemócratas de Europa Occidental. El objetivo del presente folleto es recordar que el socialismo verdadero será una sociedad sin explotación ni opresión y de libertades individuales y colectivas plenas. Al tiempo de que la crítica de la sociedad capitalista no es suficiente para armarnos de ideas; siendo igual de necesaria una visión clara del socialismo que queremos.

JOHN MOLYNEUX (1987)

(más…)