Luxemburg. Socialista revolucionaria

Rosa Luxemburg es una figura clave del marxismo revolucionario pero poco conocida. El primer objetivo de este folleto es difundir sus ideas. El segundo objetivo, es evaluar su obra. El dilema “socialismo o barbarie” propuesto por ella, ya no se refiere solo a la matanza en las trincheras, como en su época, sino a la limpieza étnica, los “bombardeos inteligentes”, y a la muerte lenta del desastre medioambiental. Por otra parte, lo que Luxemburg criticó dentro del movimiento obrero y de la izquierda, las burocracias sindicales y las dirigencias reformistas, tampoco ha desaparecido. Y por suerte, tampoco lo han hecho, las huelgas de masas y las revueltas populares que le inspiraron, y de las cuales ella misma participó. La contribución de Luxemburg es fundamental y este folleto es un excelente punto de partida para su estudio.

TONY CLIFF (1959)

(más…)

Lenin. Socialista revolucionario

¿Por qué Lenin es todavía relevante? La mayoría de historiadores nos explican que Lenin y el leninismo fueron cosas negativas. De Lenin, se dice que gobernó de manera dictatorial su propio partido y, después, el Estado creado por la Revolución Rusa. Él fue responsable, nos explican, de la muerte de miles de personas y de la creación de una sociedad totalitaria. Stalin sencillamente siguió sus pasos. Está allá arriba, en un pedestal con Hitler y Saddam Hussein, como uno de los grandes tiranos de la historia moderna. En un libro recientemente editado y ampliamente publicitado, Martin Amis hizo un descanso de su habitual escritura de novelas sentimentales cargadas de sexo y violencia para desplegar sus vastos conocimientos sobre historia rusa, llegando a la conclusión de que Lenin y Trotsky “no sólo precedieron a Stalin. Crearon un estado policial funcionando perfectamente que después él utilizó.”(1)

IAN BIRCHALL (2006)

(más…)

Europa Oriental 1989. Una explicación

Las revoluciones de 1989 en el Este europeo representaron al mismo tiempo un momento de peligro y esperanza para los socialistas. De peligro, porque el colapso del estalinismo es interpretado aún hoy con enorme facilidad, no solo por los defensores sino también por los adversarios del capitalismo, como la muerte de cualquier alternativa socialista. Y de esperanza, porque la tradición marxista puede, finalmente, librarse de la basura de un “socialismo realmente existente” que nada tenía que ver con la autogestión de la sociedad por parte de los trabajadores, la propiedad colectiva de los medios de producción y la planificación democrática desde abajo. Hay buenas razones para creer que, una vez extinguido el clamor inmediato que celebra “el triunfo del capitalismo”, volvería a surgir la necesidad de una sociedad alternativa y de estrategias para realizarla.

ALEX CALLINICOS (1991)

(más…)

España 1936. La Revolución derrotada

Este folleto no contiene una historia de la República española ni de la Guerra civil española. Intenta ajustar al máximo su tema, la Revolución, es decir, la lucha de los trabajadores y de los campesinos españoles por sus derechos y libertades, por las fábricas y las tierras y, finalmente, por el poder político. De manera atrapante relata la agonía de la monarquía, la lucha entre sectores de la burguesía española, su relación con las distintas potencias imperialistas;  el avance de la clase trabajadora y de las fuerzas de izquierda, el alzamiento militar franquista, la respuesta popular, las vacilaciones de los anarquistas de la FAI y de la CNT, las limitaciones del Partido Obrero de Unificación Marxista (POUM) y la catastrófica influencia estalinista a través del PCE y de los recursos y asesores de la URSS. En fin, un trabajo con muchas lecciones para las revoluciones que vendrán.

PIERRE BROUE (1961)

(más…)

Published in: on 01/04/2010 at 05:09  Comentarios desactivados en España 1936. La Revolución derrotada  
Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Rusia 1917. El Partido bolchevique

La historia del Partido bolchevique es clave para la comprensión de los desafíos que tienen por delante los socialistas revolucionarios contemporáneos. Su nacimiento no fue fruto del azar. Su victoria o su derrota en 1917, su completo y fecundo desarrollo o su posterior decadencia, estaban en ambos casos hondamente arraigados en las realidades de su época. El partido de Lenin murió bajo Stalin y tras la muerte de éste, no ha resucitado. Este estudio considera los hechos en todo su espesor, sus contradicciones, sus luces y sombras, sus hechos verdaderos y sus hechos inciertos, la vida y la muerte de hombres y cosas, y no una historia de buenos y malos. Nadie debe esperar encontrar aquí ese cliché que presenta a los bolcheviques como un ejército de arcángeles infalibles y totalmente lúcidos, que todo lo habían previsto y que eran capaces de realizarlo todo.

PIERRE BROUE (1962)

(más…)